Reflexiones
PDF Imprimir E-mail

LA RESPIRACIÓN. Una llave mágica

El momento en el que descubres  cómo respira tu cuerpo se parece al momento en el que descubres que puedes  nadar sin ahogarte.

Cuando te haces consciente de tu respiración natural, puedes controlar tu respuesta ante los estresores, es decir, ante los estímulos que te llegan a través de los órganos de los sentidos.

En el aula trabajamos la respiración con nuestro alumnado, con una finalidad, hacerles dueños de su llave mágica.

Nuestra experiencia dilatada en esta práctica diaria confirma que el alumno que la consigue, la tiene en su poder para siempre.

En este vídeo tenéis una muestra de cómo lo realizamos.

 

Dim lights

 
PDF Imprimir E-mail

EL ESFUERZO

La alegría está en la lucha, en el sufrimiento que supone la lucha, y no en la victoria misma. Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa.

( MAHATMA GANDHI)

Lo alumnos que hoy tenemos en las escuelas son niños de la inmediatez. Desde la cuna están habituados a que cada uno de sus mínimos caprichos sea satisfecho en el acto. Han asumido como algo normal que con la pataleta consiguen satisfacer sus deseos. De esta manera, al niño no le permitimos aprender algo básico en el crecimiento personal, la frustración.

Lo que el niño no olvidará es aquello que aprende con su esfuerzo, aquello que consigue con disfrute, con juego, con ganas.

Es conveniente y beneficioso para su crecimiento, que se den cuenta de lo importante que es esforzarse y  ser feliz en ese esfuerzo.

Sobre todo, es importante que esto se aplique en las actividades deportivas. Es difícil hacerles entender que lo importante es participar, cuando todo el mundo quiere ganar, y al que queda en segundo lugar no se le hace ningún caso.

Enseñemos a nuestros alumnos a sentirse victoriosos por su esfuerzo, a sentirse ganadores porque saben que han dado todo lo que pueden, que se han esforzado hasta el final.

YA SÉ QUE AHORA SE PRACTICA LO CONTRARIO, PERO NO OLVIDEMOS QUE TODO CAMBIO COMIENZA DANDO UN PRIMER PASO.

(Manisha)

 
PDF Imprimir E-mail

SOY OPTIMISTAurl

Si hay una palabra que en estos momentos  invade nuestras vidas, contamina nuestro aire y llena de plomo  nuestra alma, esa es la palabra pesimismo.

Te levantas, pones la radio y lo primero que oyes es:

Hoy estamos peor, seguimos sin ponernos de acuerdo, riesgo, desilusión….

Sales a la calle y la primera persona con la que te encuentras va a repetir lo mismo que has escuchado en las noticias.

Abres el periódico y los grandes titulares  te muestran catástrofes, desgracias,  peligros y derrota.

Llegas al trabajo y en el ambiente se vuelve a respirar desilusión, es más, comienzas a sentir que el conformismo se está instalando cómodamente en nuestra vida cotidiana.

Así que ha llegado el momento de aplicar las enseñanzas de Einstein que nos decía: si quieres que los resultados cambien no hagas todos los días lo mismo.

VAMOS A CONVERTIRNOS EN PERSONAS OPTIMISTAS

Si  sabemos que una persona pesimista tiene más riesgo de sufrir estrés y de padecer más enfermedades,  ¿por qué no comenzar, ahora, desde este momento, a querernos más y dar los pasos necesarios para convertirnos en personas optimistas?

Practica  cada día para instalar  en tu mente  los siguientes propósitos que puedes encontrar en cualquier manual de pensamiento positivo:

1.- TODOS PODEMOS MEJORAR

Piensa en algo en lo que tú quieres mejorar. Elige un propósito a tu alcance y comienza visualizando su realización. Por ejemplo: “durante este curso voy a mejorar mi  inglés”.

El truco consiste en verte hablando inglés con fluidez y en quererlo con  intensidad.

2.- CADA PROYECTO COMIENZA DANDO UN PASO

Lo que más cuesta ante un nuevo propósito es dar el primer paso. Por lo tanto, es necesario que comiences a andar. Busca el profesor que te ayudará con las clases. Después programa los días de la semana y las horas que dedicarás al estudio. Te ayudará llevar un cuaderno en el que anotes cada día tus avances. Utiliza pegatinas de colores para señalar los avances diarios y coloca la hoja de anotaciones en lugar visible para que te anime a continuar.

3.- CADA UNO ES VALIOSO Y PUEDE REALIZAR ACCIONES  ADMIRABLES

Felicítate cada día después de realizar la tarea. Tienes que creer en tus posibilidades e ir valorando tu esfuerzo y tus avances. Por pequeño que haya sido ese día el paso dado, considéralo como un logro que te conduce a alcanzar tu propósito.

4.- FRACASAR NO TIENE IMPORTANCIA SI SACAMOS ENSEÑANZAS ÚTILES

No debes desesperar ante el primer fracaso. Es normal que encuentres dificultades, que te resulte difícil la pronunciación, que suponga un esfuerzo aprender vocabulario, que te cueste retener estructuras nuevas para ti, sin embargo, todas esas dificultades deben servir para afianzar más tu confianza, para ver lo positivo del arduo trabajo.

5.- ANTE LOS PROBLEMAS HAY QUE BUSCAR SOLUCIONES Y NO QUEJARSE O CRITICAR

Es muy importante que no te permitas caer en el error de comenzar a echar balones fuera, de aplicar la crítica o la queja para abandonar la tarea. Crítica y/o queja solo son auto justificaciones para dejarlo, para el abandono de la actividad. Cuando lo dejas te sientes mal y este abandono se convierte en un altavoz para creerte incapaz, para afianzar tu negatividad y hacerte una persona inactiva y miedosa.

Lejos de todo ello, lo que debes hacer ante la dificultad es,

6.- PEDIR AYUDA CUANDO SEA NECESARIO PARA RESOLVER UN CONFLICTO

Sé realista, a veces, es necesario buscar ayuda. Quizá sea preciso aumentar el número de horas, comenzar con un nivel más bajo, cambiar de profesor, de libro de texto, de horario de trabajo…

Mira cada día la hoja o cuaderno donde apuntas tus logros. Y sigue, sigue y sigue. Después viene el segundo paso y el tercero y …

¡¡¡Puedes premiarte, lo has conseguido!!!

Manisha ( Enero 2012)

 
PDF Imprimir E-mail

borde1AQUÍ, AHORA Y ASÍ

Vas a iniciar un nuevo curso y otra vez comenzaremos cada mes con una frase, que tendremos presente a lo largo del mes y del curso. El objetivo de esta frase es vivir su significado para que quede aprehendido en tu proyecto de vida. Es decir, que su aprendizaje te sirva  siempre.

¿Qué significa AQUÍ? Que si alguien te pregunta dónde estás tu respuesta sea AQUÍ. Eso significa que no has dejado a tu mente divagar, que tu atención está centrada en la actividad del momento, que todos tus sentidos están atentos en esa tarea concreta, en la tarea de ese instante, que seas capaz de volver al presente en cuanto la mente te lleve a otro lugar.

Seguro que te estás preguntando: ¿y eso cómo se hace? Tan fácil como tú quieras hacerlo. Solo necesitas entrenamiento. Es preciso que practiques cada día. Comienza cada sesión con una respiración consciente a la que añades el propósito de estar atento. Después, cada vez que te observas distraído, vuelve a la actividad y prémiate por haberte dado cuenta. Tal vez, al principio te desanimes porque son muchas las veces que te descubres ausente de la actividad del momento. Pero, recuerda que se trata de un entrenamiento,  por lo tanto, debes seguir y seguir practicando si tu objetivo es conseguir resultados.

¿Qué significa AHORA? Que si alguien te pregunta qué hora es, tu respuesta sea AHORA. Eso significa que estás disfrutando del instante, que no estás pendiente de otros asuntos, que estás viviendo con total atención lo que estás haciendo. Cada instante es único, si te pierdes su vivencia debes saber que ese instante no volverá, lo  habrás perdido para siempre. Si no prestas atención a la actividad que se está llevando a cabo en clase porque tu cabeza está pensando en la película que vas  a ver por la tarde o en cualquier otra cosa, dejarás la actividad sin hacer o sin acabar. Y es posible, que por la tarde no puedas ver la película en la que estabas pensando porque debes acabar lo que no has hecho en su momento.

¿Qué significa ASÍ? Que si alguien te está enseñando a hacer algo, debes prestarle atención para que aprendas a hacerlo. Ponte a la tarea siguiendo las instrucciones que te han proporcionado. Y si en el proceso descubres otra manera de resolver esa tarea, hazlo saber a los demás. Sé generoso y muestra tus estrategias, sobre todo, a aquellos que encuentran dificultades en la realización de esa actividad.

 
PDF Imprimir E-mail

ESTATE A LO QUE ESTÁS

Estate a lo que estás es una manera de estar presente en cada una de nuestras acciones.

Conseguirlo es evitar esos pequeños olvidos que tanto nos fastidian.

Pero, ¿cómo tener éxito en esta tarea?  ¿Cómo hago para no olvidar en casa la lista de la compra cuando salgo al supermercado, o la receta del médico al ir a la farmacia, o el estuche en clase? ¿Cómo recordar qué es lo que he ido a buscar al armario?

No puede ser más fácil y más sencillo, a pesar de que no lo practiquemos. Se trata de PRESTAR ATENCIÓN, de CENTRAR todos los sentidos en la acción que estás llevando a cabo en ese instante y después en la del instante siguiente y en el siguiente; y así, hasta finalizar la tarea.

Parece fácil, entonces, por qué nos cuesta tanto.

La respuesta es aún más fácil. Nos falta entrenamiento. Para conseguirlo debemos crear el hábito y para que esto suceda se requiere una práctica diaria. Y es esta práctica la que nos llevará al éxito en esta empresa, la que nos hará sentirnos completos porque cada uno de nuestros actos estará perfectamente desarrollado. Prueba ahora mismo con aquello que estés haciendo. Pon toda la atención en lo que tienes en la mano, en esa tarea que debes acabar en este instante y observa cómo tu tarea se realiza con más prontitud, con mayor facilidad que en otras  ocasiones. Y sobre todo, mira cómo te sientes al estar presente en la realización. Disfrútalo y repite en la siguiente acción.

Al finalizar el día cuenta las veces que has conseguido estar a lo que estás. Si han sido pocas no te desanimes, e inténtalo una y otra vez hasta darte cuenta de que has creado hábito. De esa manera te sientes dueño, libre y responsable de ti mismo, te sientes más feliz.

DISFRUTA CADA DÍA DE ESTAR A LO QUE ESTÁS.

Manisha (septiembre 2012)